Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia

Erabiltzailearen balorazioa: 0 / 5

Izarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaituta
 

EDICIÓN DE LA HISTORIA DE GUIPUZCOA, DE IZTUETA  
 

Por fín, tras muchos años de espera vernos reeditada la famosa obra de Ignacio de Iztueta "Guipuzcoaco condaria". Libro muy buscado por los bibliófilos, por los estudiosos, por los historiadores, por los etnólogos, su adquisición era poco menos que imposible hasta que ha llegado esta publicación.

Es, el libro actual, edición facsímil de la primera y única edición realizada en euskera en 1847 y es la primera vez que , como obra completa al menos se traduce al castellano, trabajo realizado por don José Lasa Apalategui.

En las tres partes en que divide el libro (éstas a su vez subdivididas en distintos capítulos), destaca sobre todo aquella en la que el autor se refiere, se centra, en la Guipúzcoa de su tiempo.

Asi, los capítulos "En la que expondré de qué naturaleza y cualidades son las tierras, los montes, las hierbas, las minas, las fuentes, los ríos, los árboles, los trutos, los animales, las aves, los peces y otras cosas más dignas de conocerse de la provincia de Guipúzcoa"; "De qué naturaleza es el solar de Guipúzcoa, de qué clase su labrantío y cuáles las cosechas que se recogen"; "Explicación de los montes mas conocidos de Guipúzcoa"; "En que expondré noticias de las hierbas que se reconocen con sus nombres vascos en Guipúzcoa"; "La abundancia de estimables canteras de Guipúzcoa y las cualidades de las destacadas y maravillosas piedras que las producen"

Otros capítulos: "Dónde se hallan, en qué estado y de qué naturaleza son las minas de Guipúzcoa"; "Explicación de los grandes ríos de Guipúzcoa, dónde se hallan sus lugares de nacimiento, qué curso llevan y en qué punto cada uno de ellos se abraza al mar"; "Recta y verdadera información sobre los espaciosos y dilatados bosques y árboles esbeltos y hermosos de Guípúzcoa". Y de este modo, referencias a los frutos, al estado de los animales, a la existencia de aves y alimañas, a los peces de mar y rio, con sus nombres y características.

La tercera parte del libro se centra en la viatica de la religión. En el capitulo cuarto dedica al estudio del cuándo y cómo empezó la labranza en los campos, y los nombres de los aperos. El capítulo sexto lo ocupa el estudio de algunos de los juegos populares.

Desde el punto de vista del etnólogo, son estos capítulos de la segunda y tercera parte los que ofrecen un indudable interés.

***

En la página 611, al hablar de los animales salvajes o del campo, nos dice: "Los animales salvajes o del campo que se han conocido en Guipúzcoa son los siguientes: el tigre, el lobo, el oso, el jabalí, el tejón, el ciervo, la cabra montes, el zorro, la garduña, la ardilla, el lirón, el hurón, la comadreja, el erizo, el gato montes, la liebre y la nutria."

Y continúa Iztueta: "...El año 1735, dos campesinos cazadores de Zaldibia mataron, en la sierra de Aralar, con ocasión de una nevada, un oso de gran tamaño. Dicen que uno de los cazadores era inquilino del marqués de Valmediano, y vivía en el caserío llamado Ursugoena."

Sobre la pesca, escribe (pág. 617): "Bandadas dé salmones remontan el río Deva hasta la altura de Mendaro, lo propio ocurre en el Urola, remontando hasta Iraeta; en el Oria gran cantidad de ellos suben hasta Usúrbil y a veces hasta Andoain; en el Urumea, pasando Astigarraga, hasta Hernani... En el dicho río Bidasoa, en una sola batida, han solido recoger más de doscientos salmones, de gran tamaño, sin salir del término Irún-Uranzu."

De esta forma, sencilla, concisa, clara, Iztueta nos va describiendo la Guipúzcoa que vivió. No cabe duda de que, junto con los libros de Isasti, Gorosábel y Larraimendi (ipor citar algunos de los más importantes), debe estar éste de Juan Ignacio de Iztueta. No tendrá el valor del dato histórico que los otros pueden poseer, pero tiene ese aire cálido, interior, del hombre que vive aquello que escribe; Ahí está la indudable importancia de esta obra, fundamental para cualquier estudioso de nuestra provincia.

Iñaki Linazasoro

Laguntzaileak:

orkli