Erabiltzailearen balorazioa: 0 / 5

Izarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaituta
 

 

 
JOSE GARMENDIA (a la derecha) junto a Henrike Knörr en una fotografía de 1994./S. LANDAZURI  
 JOSE GARMENDIA 
Hemos perdido a un sabio historiador que enriqueció de forma notable el patrimonio cultural alavés y vasco en general

El Correo
14-2-2005 
El 18 de enero, a la edad de 79 años, falleció en San Sebastián el sacerdote José Garmendia Arruebarrena , un sabio historiador, conocido especialista en el escritor Iztueta y en la presencia vasca en Cádiz, Sevilla y América. Era miembro correspondiente de Euskaltzaindia y socio de la Bascongada y de la Sociedad Landázuri.

Garmendia, nacido en Zaldibia en 1925, desarrolló buena parte de su actividad pastoral en Sevilla, siendo también profesor de Instituto. Su interés por la historia se centró en Iztueta, también zaldibiarra, el escritor y folclorista de vida un tanto azarosa. Garmendia publicó una biografía y varias obras de Iztueta, dando a la luz multitud de noticias desconocidas. Hoy día son imprescindibles sus libros “Obras inéditas de Iztueta” e “Iztuetaren olerkiak”, del mismo que hay que recurrir a Garmendia para conocer mejor los dos libros de Iztueta, “Gipuzkoako dantza gogoangarrien kondaira” (“Historia de las danzas memorables de Guipúzcoa”), de 1824, y “Gipuzkoako probintziaren Kondaira” (“Historia de la provincia de Guipúzcoa”), de 1847. No estará de más señalar que el primero de esos libros está considerado como uno de los antecesores de los estudios sobre el folclore vasco.
   
CORRESPONDENCIA
Los lectores interesados en hacer llegar sus sugerencias a la sección Nuestro Patrimonio pueden dirigirse por escrito a: Sociedad Landazuri. Palacio de Montehermoso. Calle Fray Zacarías Martínez, 2

01001 Vitoria-Gasteiz. Teléfono 945 162670 (martes y jueves, de 17.30 a 19.30 horas).

Correo electrónico: Helbide elektroniko hau spam roboten kontra babestuta dago. JavaScript aktibatuta eduki behar duzu hau ikusteko.. Página web: www.landazuri.com

.

La larga estancia de José Garmendia en tierras andaluzas propició sus investigaciones en el riquísimo Archivo de Indias de la capital hispalense. Fruto de esas investigaciones es una larga relación de artículos y libros. Ya el año 1984 dio a la luz una estupenda “Guía de vascos en el Archivo General de Indias de Sevilla”, con ediciones ampliadas después.

En cuanto a los estudios específicos sobre alaveses en Sevilla, Cádiz y América, podríamos citar artículos como “Álava en las congregaciones o hermandades vascas fuera de las provincias”, de 1982, o “Una correspondencia alavesa en Sevilla”, de 1998. Otro artículo suyo, “El euskera en el valle de Zigoitia (Álava)”, de 1998, está escrito siguiendo la información obtenida igualmente en el Archivo de Indias, estudiando la figura de Tomás Ruiz de Apodaca (1702-1767), natural de Manurga, rico comerciante en México.

Las cartas escritas a Ruiz de Apodaca por Domingo de Buruaga, por ejemplo; contienen expresiones vascas como “zeure beti herritarra” (“su paisano siempre”). No hace falta decirlo, tales referencias son de utilidad para examinar el retroceso del euskera en nuestra provincia. Garmendia dedicó una monografía a Ruiz de Apodaca, con el título “Tomás Ruiz de Apodaca, un comerciante alavés con Indias”, libro publicado por la Diputación alavesa en 1990.

Aspectos humanos

Nosotros quisiéramos también destacar las cualidades humanas de Jóse Garmendia Arruebarrena. Era un gran trabajador, leal y generoso con los amigos y con un gran amor a Vasconia. Cuando venía a Vitoria, era raro que no visitara la biblioteca Sancho El Sabio, institución por la que sentía una gran admiración, y podía estar horas y horas conversando sobre temas históricos.

Garmendia tenía, además, una visión amplia del País, lo que le llevaba a repetir una frase muy . acertada y muy profunda: «El ojo del vasco se ha empequeñecido». ¡Qué razón tenía! Sufría por los conflictos y desgarros de nuestra vida pública, siempre esperando un futuro de paz y libertad.

Reciban sus familiares y amigos el testimonio de nuestra pésame. Hemos perdido a alguien que enriqueció de forma notable el patrimonio cultural alavés y vasco en general. Y hemos  perdido un gran amigo.

Laguntzaileak:

orkli