Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia
Bibliografia

Erabiltzailearen balorazioa: 0 / 5

Izarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaitutaIzarra desgaituta
 

 

   
Referencias a otras danzas vasco-navarras 
en que se golpean odres
Antes de describir tal danza quiero recordar que el número final de la de Vera parece que tenía mayor extensión por Navarra. El padre Donosti         conferencia sobre danzas vascas, copia de la Historia de la Ciudad de Tafalla, dispuesta por el R. P. Fr. Joachim de la Santísima Trinidad, en 1766, un pasaje en el que, al darse cuenta de las fiestas hechas con motivo de la edificación de la iglesia parroquial actual, dice que la tercera de las máscaras y mogigangas, de las tres que hubo, «fue vestida risiblemente con palos en las manos y una bota hinchada en las espaldas. Empezó la contradanza al son alegre de tambor y flauta, y en sus vueltas, rodeos, mudanzas y sonidos de los palos llevaron tan a compás el enredo de sus movimientos que el ruido de los palos en que estaba la destreza acordaba y convenía en igual punto con el son del instrumento. Finalizaba las mudanzas golpeando con los palos las botas de las espaldas y con los pies las tablas; y el ruido del palo y del tacón concluían en divertida consonancia la tocata. Fue serio el baile y gustosa la invención, y mezclando las máscaras lo jocoso con lo serio causaron al concurso una gustosa diversión»6.

Por el contexto parece que la danza de la pelleja no era muy conocida en Tafalla, pero los organizadores de las fiestas no irían muy lejos a buscarla7.
____________________________________________
6 J. A. de Donosti, Notas breves acerca del txistu y de las danzas vascas, (Bilbao, 1933), pág. 33.
7 Otra referencia a danzas semejantes encuentro en una «Communication faite au 1." Congrés international de 1'Educati'on physique, á París», de autor no conocido y que lleva, además, todos estos títulos: «Ethnologie. L'éducation physique au point de vue de son application par un peuple. Les basques et leurs jeux en plein air», y dice, pág. 1: «D'autres danses representen! les actes de la vie quotidienne du paysan comme la danse des outres.

Plusieurs danseurs portent attachés sus leur dos des grandes outres vides gonflées de vent; ils se reposent et s'amusent pendant que leurs compagnons, armes de bátons, miment les travaux des champs. Les travailleurs, genes par ees parasites, les repoussent; ils tombent sur eux á bras reccourcis, ils les battent et ils les expulsent en frappant sur le outres vides.

La société se débarrasse des outres paresseuses. Ainsi, en dansant, l'enfant recoit une lecon de choses pratiques: celui qui ne travaille pas ne doit pas vivre aux dépens de son semblable. II apprend que 1'oisif ne produisant rien de bon n'a pas de droit á la vie commune; on lui fait ainsi comprendre, en s'amusant, que la vie est un perpétuel effort auquel tous les étres humains valides doivent participer, et que la somme d'effort nécessires á la vie d'un peuple étant á peu prés constante, il faut que cette somme soit proportionnellement répartie entre chacun de ses membres valides. Telle est la loi sociale du travail renfermée dans une simple danse!». Moral y funcionalismo: todo junto,

Laguntzaileak:

orkli